se pone a cuatro patas para que le metan el consolador